¿Por qué escribo?

Mentiría si dijera que lo hago por diversión, aunque obviamente es un motivo, pero no es el mayor de todos. Como bien dijo Cervantes, “la pluma es la lengua del alma”, y quiero convertirme en un pequeño arquitecto de emociones.

Escribo por varias razones. La que más me gusta es que lo hago para hacer que lo que en un principio nace efímero, se vuelva sempiterno. Una idea o emoción no va a durar mucho en mi cabeza a no ser que la escriba.
También escribo para entender. Escribo para recordar. Escribo para sentir y para revivir instantes. Para poner a prueba mi mente.

Pero no siempre escribo por la misma razón. Hay días en que escribo para tratar de saber qué siento. Qué merezco. Qué quiero. A veces escribo para acordarme de todas las personas que tanto he querido. Otras veces, escribo para devolver al mundo algo de todos los libros que he leído. Para darle forma a mis emociones. Para darle hogar a pensamientos que pueden ser de provecho para alguien. Escribo para compartir y ser comprendido.

Aunque por encima de todo escribo porque quiero, en los múltiples sentidos de la palabra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s