Café y amor

Querido café, querido amor:
que a veces quitáis el sueño
y otras provocáis desvelos.
Que a veces os tomo a su lado
y en otras ocasiones desolado.
Que un día sois dulces
y al sol siguiente amargos.
Querido café, querido amor:
que fríos no valéis nada,
hoy dejadme deciros
que gustáis cuando quemáis
cuando mis labios deciden recibiros.
Sin embargo sois más queridos
cuando le pregunto al amor
si queda café
y me responde
“solo queda té”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s