Todo aquello que callamos

Algún día diremos
todo aquello que callamos,
pronunciar un imposible,
poner fin a la eternidad.
Que fueron nudos de garganta
e insomnio, amargos sueños,
nostalgia, error y duda.
Amamos sin estar dispuestos,
a todo, a cualquier cosa
y acabamos condenados:
es jugar con el diablo.
Porque todo lo que no decimos
nunca muere, se transforma
en ideas nocturnas,
en dudas existenciales,
en palabras mudas que gritan
el silencio de tu voz.
Ningún día diremos
todo aquello que callamos
porque todo lo que no decimos
no es que muera,
es que nos mata.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s