Escritos ausentes

Es incalculable lo mucho que deseo
en todo momento lo pienso
quiero llenarte las manos de flores
quiero llenarte el cuello de besos
quiero llenarte la boca de sonrisas
quiero llenarte los ojos de promesas.

Son esos pequeños detalles
como cuando te acuestas a mi lado
y suspiras mirando al techo
el brazo por encima de tu cabeza
y luego
me miras, me miras
y yo me digo
lo sabía, lo sabía
sabía que la paz tenía que ver
con que me miraras buscando respuestas
en mis ojos
y me abrazaras sin mediar
ni una sola palabra.

Me has hecho saber
que el amor nace
cuando te acuestas sobre mi pecho
y pasas tus dedos por mi cuerpo
y sonríes cuando erizas mi piel;
son cosquillas agradables.
Cuando nos tomamos de la mano
y el resto del mundo nos deja en paz;
entrelazamos nuestros dedos
nuestras manos encajan a la perfección.

Los días se nos hacen largos
las noches demasiado cortas
Es como si viviéramos en un invierno
de pocos metros cuadrados
pero sin embargo viajáramos
a miles de lugares con nuestros abrazos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s