Gracias

Sin querer me has dicho que si nos queremos, nunca volveré a ser el mismo. No importa. Te juro que prefiero mil veces ser otro solo si con eso logro convencerte de que nunca te marches. Y cuando te miro, cariño, haces que me pregunte cómo algo tan bonito puede ser eterno. Hoy solo tengo la inquietud de que nunca me sea suficiente todo lo que he vivido para agradecerte que hayas encontrado mi punto débil y me hayas hecho fuerte desde ahí. Que hayas logrado que mis ideales sean más altos. Que todo el mundo ahora me parezca un poema mal recitado y que todavía sea posible encontrarle algún arreglo. Que nada está perdido. Que te hayas quedado. Gracias. Gracias por haberte convertido en mi salvavidas.

Esta tuya y mía vida
yo creí no merecerla
hasta que alguien
llamado tú
llegó a mí.

Me enseñaste que de palabras
no se gana el cielo,
pero que existen personas
que sin decir nada
te muestran
un paraíso.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s