Volviendo a casa en tren

No hago otra cosa que mirarte y mirarte. Y mirarte. Trato de parpadear lo menos posible para mirarte lo máximo posible. Y es que me gustas de todas las formas, en cualquier sitio, desde todos los ángulos, en todos los sentidos y de todos los colores. Durante estos días no hemos hecho otra cosa que mirarnos y hacer el amor,
mirar haciéndonos el amor,
hacer el amor mirándonos.
Cada vez que te miro, pienso en lo muy enamorado que estoy de ti. Pienso en que eres lo que deseo y que mirarte es como soplar las velas contigo delante. Pienso en que mirarte se ha convertido en mi pasatiempo favorito.

Contigo he aprendido que uno
vive de verdad cuando es quien quiere ser
en la vida.
Yo quiero ser contigo,
pero sobretodo ser,
pero sobretodo contigo.

 

No me faltes nunca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s